Hola, hoy quiero hablarte de nuestro termo y contarte que, si te convencemos de lo bueno que es y decides hacerte con el tuyo, tu cuerpo y tu mente te lo agradecerán.  Yo era bastante reacia a usarlo, me parecía un trasto y no quería llevarlo siempre encima… hasta que conocí este modelo. Lo llevo a todas partes y, si me lo dejo en casa, hago como cuando se me olvida el móvil: doy media vuelta y voy a buscarlo. Es el único termo que conozco que, de verdad y sin miedo, puedo llevar en el bolso sin peligro de derrames: ni una sola gota!!! Tiene el mejor sistema de cierre y “anti-goteo” del mercado.

¿Por qué creo que os vendría bien un termo?

Entre que he decidido cuidarme y que paso muchas horas fuera de casa, me encanta llevar una bebida que me guste y tenerla siempre a mano. Si eres como yo, que el simple agua te aburre, pásate a las infusiones, cafés descafeinados, zumos… o agua con gas. Es un placer tener siempre una bebida refrescante/caliente a mano: no importa que estés en un atasco, en la oficina, en clase o en la compra… bebe algo rico: te hidrata y “distrae” el apetito. En nuestro termo, las bebidas se conservan siempre fresquitas y/o calentitas (aguanta horas y horas y horas..).

Si quieres otro motivo para usar el termo a todas horas, prueba a hacer esta receta TAN rica de Chai Latte;  nosotras, en susiko, descubrimos esta bebida porque una amiga, que estuvo un tiempo viviendo  en La India, nos la preparaba siempre y al final acabó convirtiéndose en una tradición indispensable en nuestras reuniones . Ella nos contaba que allí lo preparan de muchas maneras diferentes (con más sabor a clavo, a canela, a pimienta o a jengibre, con o sin vainilla, con cáscara de limón o de naranja, etc.)  y que las combinaciones tienden a infinito. Cada persona lo compra en su lugar favorito, donde lo preparan a su gusto. Para ellos es algo tan personal como para nosotros el modo en el que nos gusta tomar el café (con leche, con azúcar, cortado, corto de café, con sacarina, con hielo…)  y por ello nos parece una bebida especial, además de deliciosa.

Como imaginarás la receta que te proponemos es a nuestro gusto así que, ¡no dudes en adaptarla y hacerla tuya!

Ingredientes:

  • Cáscara de Naranja (o de limón)
  • Jengibre Fresco
  • Canela en Rama
  • Vainilla en Rama
  • Pimienta Negra en Grano
  • Clavo
  • Cardamomo
  • Leche
  • Agua
  • Té negro

preparando un delicioso chai-latte "to go" para llevar en nuestro termo

Elaboración (medida termo SUPERMAMÁ):

  1. Ponemos en el cazo 1/2 de leche y 1/2 de agua (si te gusta más cremoso pones más leche).
  2. Calentamos a fuego medio pero no en exceso (un poco más que templado).
  3. Añadimos todos los ingredientes restantes excepto el té (ponemos la cantidad de cada ingrediente según nuestro gusto) y bajamos a fuego lento.
  4. Dejamos infusionar hasta que el olorcito sea más que evidente.
  5. Añadimos una bolsita de té negro  y lo dejamos a fuego lento de 3 a 5 minutos más (recuerda que el té nunca debe hervir).
  6. Apagamos el fuego y dejamos reposar (a ser posible tapado) de 5 a 10 minutos aproximadamente.
  7. Colar y servir.
  8. Si te apetece frío puedes dejarlo enfriar y añadir hielo (si vas a tomarlo con hielo, pon un poco más de leche en la medida del principio para que no te quede muy aguado).

Termo para mamás

Nada como ir variando las recetas de zumos de fruta y mejor si elegís siempre la fruta de temporada.  También os dejamos un link de recetas súper ricas de smoothies para que hagáis la que más os apetezca: nosotras somos fans de estas bebidas.

Así pues, si eres de las que quieren cuidarse, no lo dudes: usa la batidora… y ¡al termo!

El termo es un regalo súper apetecible para todos: amigas, profes/maestros (tenemos termos grabados especialmente para ellos).

 

Sé generosa contigo misma. Bss,

Susanne e Iko