Hoy hemos recibido una llamada de una clienta que quería hacer un regalo especial a su profesora de la infancia. Esta es la historia.

Una historia preciosa que ha ocurrido en las oficinas de Susiko. Inmaculada, una cliente de Susiko, ha contactado con nosotras:

Inmaculada: Hola, ya he hecho varios pedidos con vosotras. Me gustaría saber si es posible enviar un regalo a una dirección diferente a la mía. Gracias!

Susiko: Hola Inmaculada, espero que hayas quedado contenta con tus pedidos anteriores. Referente a tu pregunta, sí por supuesto. Puedes enviar nuestros productos a la dirección que tú elijas en la casilla de dirección de envío.

Inmaculada: ¿Podría ir el regalo acompañado de una carta?

Susiko: ¿A qué te refieres exactamente?

Inmaculada: Hace años que acabé el cole y, ahora, preparando el regalo para los profes de mis hijos, me he dado cuenta de que me encantaría enviarle un regalo a mi profesora de la infancia para agradecerle todo lo que hizo por mí en su día y querría acompañarlo de una carta. ¿Podríais imprimir vosotras la carta en un papel bonito y enviarla junto al regalo?

Susiko: Nunca nos han pedido esto, pero nos parece una idea muy bonita, Inmaculada…. En primer lugar queremos darte las gracias por ser tan fiel a Susiko pero sobre todo, por hacernos partícipes de este gesto tan bonito e inspirador que quieres llevar a cabo. En relación a tu pregunta, por supuesto que podemos imprimir la carta y lo haremos del modo más especial para que esté a la altura. 

Para serte sinceras, tu iniciativa nos ha llegado al corazón y nos parece digna de ser compartida por lo que nos gustaría hacerla pública en el blog. Nos encantaría que más gente tuviera la oportunidad de dar las gracias a aquel profe de la infancia que tanto le marcó y así, hacer un poquito más felices a esas personas que por vocación han dado parte de su vida dedicándose a una profesión que a veces, y sólo a veces, puede llegar a ser un tanto desagradecida.

Si te da apuro, lo entenderemos perfectamente y no tienes que preocuparte en absoluto.  

Como podéis comprobar, Inmaculada nos permitió hacer pública no sólo su historia, sino también su carta y su regalo. Espero que disfrutéis de esta carta tanto como lo hemos hecho nosotras:

“Querida Sara,

Ya hace casi veinte años que salí del cole y creo que nunca te he dado las gracias por todo lo que hiciste por mí y por mi familia, en todo el tiempo que formamos parte del mismo.

Me sorprendía mucho de ti, en la época que fuiste directora, que saludabas siempre a cada niña por su nombre y con una sonrisa cuando entrábamos al pabellón central camino del oratorio. Si teníamos algún problema, siempre lo sabías y a mí ,me llamaba la atención cómo le preguntabas con tanto cariño a cada niña que tenía ese u otro problema.

Era una gozada tenerte de directora, pero luego conocerte en tu faceta de profesora, ya en B.U.P., fue una pasada. ¡Cómo explicabas las matemáticas de esa forma que parecían tan fáciles! Y lo que nos supuso tenerte como tutora desde 2º de B.U.P. hasta C.O.U…

En esa época, mi madre enfermó y nunca tendré suficientes palabras para agradecerte tu apoyo, tu empatía y tu paciencia conmigo. A mí, muchos días, me daban bajones, y tú siempre estabas ahí para ayudarme y decirme la palabra exacta en el momento preciso y eso nunca te lo he agradecido…

Ahora, que de vez en cuando nos vemos, me vienen tantos recuerdos y momentos a la cabeza, que sólo tengo palabras de agradecimiento para ti.

Gracias, gracias, gracias. Sólo pido que mis hijos tengan un día un profesor tan bueno y tan humano como tú,

Un besazo enooorme.

Inmaculada V.E.”

 

Gracias Inmaculada, nos sentimos muy orgullosas de formar parte de esta historia.

Si tú también tienes un o una profe de la infancia a quién tienes algo que agradecer, no te quedes con esa espinita y elige el regalo pinchando en la fotoEscribe el texto de tu carta en la cajita de Info Adicional (para cualquier duda susiko@susiko.com).

¡Nos encantará formar parte de tu historia!